Equilibrio corporal y mental. ¿Bailamos?
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ha sido demostrado* que la danza del vientre tiene beneficios muy favorables en la potenciación del CORE, el incremento de la estabilidad y el equilibrio y la conciencia corporal. ¡¡Además ADELGAZAS de una forma muy saludable y entretenida!!

 

Aqui os dejamos con fragmentos de la Tesis final de carrera de la profesora de danza del vientre y fisioterapeuta Kirsten Martínez, en la que se demuestra esta relación de potenciación del Core con la danza del vientre: 

 

 

"Se han encontrado diferentes beneficios a la hora de trabajar la musculatura del Core. Los principales son ganar en eficiencia en el movimiento, mejorar el equilibrio y la coordinación y un mayor beneficio de una postura firme y controlada. Además, se aumenta la fuerza y flexibilidad del complejo lumbo-pélvico. Como secundarios, podemos ver que una buena estabilidad de la parte inferior del tronco tiene beneficios directos sobre la extremidad inferior (por ejemplo el de prevenir el daño de los ligamentos de la rodilla). También se ha visto como un programa de ejercicios de estabilidad central junto con masaje reducía la tensión, la fatiga, la depresión y mejoraba el vigor y la fuerza muscular después de una intervención de cáncer de mama, por tanto, una relación del Core con la parte superior del cuerpo."

 

 

"La  danza del vientre tiene diversos beneficios, tanto físicos como psíquicos, que hacen de esta danza una buena práctica terapéutica para mujeres embarazadas o personas con estrés, ansiedad y depresión. A la vez, evita la artrosis y corrige malas posturas. 

 Ayuda a estimular la creatividad, trabajar la feminidad, disminuir la timidez y los dolores premenstruales, aumenta la autoestima y facilita el proceso digestivo. Mejora la salud mental y ayuda a crear vínculos afectivos. En general, mejora la salud física y mental y la educación integral y sexual.

 

Los ejercicios de ondulación y alargamiento aumentan la flexibilidad muscular, ayudando al control de la ansiedad y otros trastornos psíquicos y mejorando también el proceso digestivo.

 

Los movimientos de ondulación y circulares del cuerpo, brazos y manos provocan una disminución de la presión sanguínea y del ritmo respiratorio lo que puede combatir la hipertensión y la migraña.

 

La experiencia práctica de profesoras de danza del vientre relata que tienen menos enfermedades infecciosas, con lo que se puede decir que la danza del vientre ayuda al sistema inmunológico."

 

 

 

               "Son varias las fuentes que afirman que el baile en general contribuye positivamente en la calidad de vida de las personas que lo practican. El baile combina la parte sensorial, motora y cognitiva del individuo, y por tanto a largo plazo mejora el tiempo de reacción, el rendimiento cognitivo, la postura y el equilibrio (así pues reduce el riesgo de caídas), el rendimiento motor y el táctil. Los efectos del baile también se reflejan en la salud general, la satisfacción de vida y la independencia en la persona adulta. Otros estudios han comprobado resultados psicosociales positivos en tres meses de práctica: las mujeres reducían el consumo de tabaco, hombres y mujeres redujeron el consumo de alcohol, mejoraban la actividad sexual y la calidad del sueño. Asimismo, se han visto resultados positivos en gente con artritis reumatoide que practicaron el baile durante 16 semanas. Disminuyó el dolor articular, la inflamación y la depresión. Mejoró la percepción de salud general y la calidad de vida. A la vez, hay estudios que demuestran una mejora del sistema inmune con el ejercicio físico."